ATENTO AVISO

Sonido de Urano

ESPLENDOR DE URANO

LOS SERES DE URANO (Todos los derechos reservados por Fabio del Santoro)

LOS URANIANOS NO MATAMOS PARA COMER (Todos los derechos reservados por Fabio del Santoro)

jueves, 18 de noviembre de 2010

LA VIDA EN LAS ALTAS DIMENSIONES

¿Comó sera nuestra vida en las altas dimensiones?


Ahora se os presenta una oportunidad de formar parte de una gran familia donde la armonía y la felicidad se hacen presentes diariamente o, por el contrario, podeis seguir dentro de la comunidad de los llamados mundos barbaros, donde la muerte, la insolaridad y el dogmatismo religioso son las pautas. En vosotros queda decidir a que mundo quereis ir.


Seguro que se  preguntan como funciona la vida en las altas dimensiones, muchos veneis de alli pero no lo recordais. Bien es que gracias a la experiencia de muchas vidas acumuladas el reto de la dualidad se hace mas pequeño en este mundo, según cada alma en su evolución personal.

Ahora, surge un nuevo reto, mayor y más trascendente, pues de él depende que la humanidad, como colectivo y cada ser humano individualmente, dé un salto cualitativo en su evolución.

Apenas queda tiempo. Está a punto de cumplirse el ciclo cósmico y de vosotros depende dar ese paso hacia adelante, Si lo conseguís podréis conocer comunidades de hombres y mujeres que tienen ya asumida una filosofia de vida superior y que no dudarán en compartirla con vosotros.

Ellos son seres humanos que, al haber dado un salto en su nivel evolutivo, dotados de un código genético acorde con las funciones y responsabilidades asumidas en esa etapa. Su capacidad mental llega hasta el 30%, 65%, 80% y 100% de utilización del cerebro a terminar cada etapa, ello les permite desarrollar potencialidades como telepatía, lo que les hace ser cada vez mas evidentes y claros en sus relaciones interpersonales, eliminando reservas mentales que, lejos de suponerles un freno en su intimidad, consideran fundamental para el conocimiento mútuo.

Conocen el papel que juegan en el gran entramado cósmico, pues les llegan referencias de planos de consciencia superiores que aprovechan, tanto para su propio beneficio, como para los que están en planos inferiores.


Sus conocimientos sobre la trascendencia les hacen rechazar el culto a deidades, por lo que carecen de religiones. Saben que son parte de Dios y que las respuestas están dentro de cada uno. Tienen incorporado el concepto reencarnación y su mayor capacidad mental les hace recordar, al menos, sus dos últimas experiencias como encarnados. Pueden, además, acceder con cierta facilidad a su programa de vida, es decir, pueden saber para qué han nacido, lo que significa una garantía muy alta de cumplimiento de sus objetivos.

Son creativos, imaginativos, pácificos y practican la felicidad bien entendida. Conforme pasa el tiempo, se ven reflejados con más intensidad en la colectividad y entienden que, al ser cada uno parte de Dios, todos son parte de todos y buscan cada vez más conscientemente la unidad.

Llega un momento que, por evolución, el hombre abre su centro emocional y da pasos hacia la colectivización, donde la familia juega un papel importante como generadora de individuos sanos, socialmente hablando.

Una vez lograda la colectivización, el hombre abre su centro espiritual y busca la transcendencia en la colectividad. Se ve reflejado en los otros  y hasta se produce un efecto similar a la clonación, pues ante la similitud de ideas y confomación mental, el cuerpo fisico también va eliminando diferencias.

Poseen un cuerpo energético (astral) potente debido al aumento de su tasa vibratoria. Este aumento coincide con la elevación integral de la persona, lo que permite tener cuerpos físicos fuertes y armónicos, contribuyendo a ello su forma de vida sana y natural, alejados de hábitos que puedan perjudicar su salud.

Suelen vivir unos 500 o 600 años de los nuestros, o más lo que les da la oportunidad de asimilar un gran número de experiencias en cada encarnación. Por otra parte, la facultad de recordar sus últimas vidas pasadas, les permite aprovechar mejor el tiempo, no teniendo que aprender, cada vez que nacen, lo que ya sabían, con lo cual avanzan mucho más deprisa en su evolución. Tienen, prácticamente, erradicadas las enfermedades al haber descubierto que el origen de la mayhoría de ellas es de orden mental, por lo que su estudio y prevención van ecaminados a remediar la causa.



En 4.4, 4.5, 4.6 y 4.7 los niveles de consciencia pueden, por ejemplo, detectar causas originarias de las enfermedades y por tanto atajarlas antes de que pasen a mayores y, si pasan, han desarrollado instrumentos regeneradores que eliminan los efectos pero, simultáneamente, eliminan la causa.

Son sociedades eminentemente cientifico-técnicas. Su principal cometido es, además de saber vivir en armonía, aprender y dominar el mundo de la materia, las energías y las leyes que la conforman, desde partículas sub-atómicas, hasta macrogalaxias, alcanzando, poco a poco, un mayor conocimiento sobre la manifestación fisica de Dios (o Cosmos) y aplicando sus descubrimientos en aras de una mayor y mejor calidad de vida ecológica, fisica y espiritual.

En estos planetas no exiten fronteras, ni paises o naciones. Sus habitantes se constituyen en una sola comunidad, con los mismos derechos y deberes para todos, aunque se respetan las distintas peculiaridades que pudieran darse en las diferentes latitudes del planeta. Carecen asimismo de instituciones políticas, religiones, economicas u otro tipo que pueda mediatizar los pensamientos humanos. Unicamente cuentan con instituciones de tipo científico y técnico que se encargan de canalizar los diferentes trabajos y proyectos que se realizan en beneficio de la totalidad de la sociedad,es decir, no llevan adelante ningún proyecto que puedan perjudicar a alguien, aunque se trate de una pequeña minoría.

Tampoco disponen de ejercito, ni cuerpos especiales policiales, aunque si cuentan con pequeños equipos preventivos de seguridad. La mayoría de planetas evolucionados pertenecen a la Confederación de Mundos Habitados de la Galaxia. Este organismo galáctico se ocupa de cuidar del orden interplanetario, con la contribución de todos los planetas que la integran.


Como digo, no existen organizaciones políticas. Estas sociedades están regidas por aquellas personas, normalmente ancianos, que son considerados más sabios (El consejo de los veinticuatro ancianos). Se hacen ayudar por colaboradores con gran capacidad de gestión, que se encargan de poner en marcha las decisiones que se toman y de establecer los controles oportunos.

En realidad, todo gira en torno a una especie de supersocialismo, donde prima única yexclusivamente el bien común.

 

Son lugares donde los que son elegidos para gobernantes, son sometidos a controles constantes por parte de la gente, que ha dispuesto, tecnológicamente, que no pueda ponerse en marcha ningún proceso que no favorezca por igual a todos, dándose asi condiciones óptimas de vida, puesto que, entre otras cosas, todas desarrollan el trabajo para el que están mejor preparados.


Su economía se basa en el intercambio de bienes y sevicios sin dinero. Optimizan los recursos produciendo sólo aquello que es útil y beneficioso para todos.

Los avances tecnológicos son rápidos y constantes, pues al no estar sometidos al lucro, ni depender de la situación del mercado, competividad o factores de oportunidad, un producto nuevo o mejorado se fabrica y distribuye enseguida, siendo sustituído el anterior, si fuera el caso. De esta forma, nadie ansía acumular nada, pues todas las necesidades están cubiertas. La única competencia que se acepta y practica es, por ejemplo, que dos regiones o más participen en un mismo proyecto, en el cual podría ser el mejoramiento de las comunicaciones, un nuevo método de cultivo que asegure mayores y mejores cosechas, un sistema de transporte más rápido y seguro, fabricación de nuevos materiales de construcción, el mejor aprovechasmiento de los residuos urbanos... con la seguridad de que el mejor será el que, finalmente, se ponga en práctica.

Su trabajo es considerado como un deber, unja responsabilidad hacia los demás, nunca una obligación. Cada cual es consciente de que, con su aportación, se beneficia el colectivo. No existen los parásitos sociales, porque han comprendido que el trabajo también es una herramienta para su evolución. Tampoco existen privilegios ni discriminación entre hombres y mujeres, ni por causa del tipo de trabajo o función social. Cada uno despempeña un papel importante y complementario en la sociedad. Todo trabajo dignifica y consideran que tan importante es ser arquitecto, por ejemplo, como obrero, pues ambos son necesarios. Los trabajos peligrosos, pesados o desagradables, los realizan máquinas y robotos programados.

Muchos realizan viajes a otros planetas, generalmente de menor desarrollo evolutivo, en misiones de ayuda, como puedan serr la recogida de muestra de flora y fauna a punto de extinguirse, preservándolas en lugares adecuados, en espera de reintegrarlos a sus lugares de origen cuando las condiciones sean favorables. También estudian y analizan las condiciones telúricas y medioambientales de esos planetas, en previsión de ayuda en caso de desastres naturales o provocados, si la Confederación lo permite. Hay constantes visitas esos hombres a la tierra. Prácticamente, la totalidad de los avistamientos que se producen, corresponden a estas naves.

Ademas de trabajar, estudian y, lejos de representarles un esfuerzo, les resulta atractivo, porque saben que nunca se acaba de aprender y que el estudio les permite profundizar en sus conocimientos, sean científicos, culturales o artísticos. Por supuesto, gozan de tiempo libre para dedicarse al ocio, a sus aficiones y a relacionarse socialmente.

La relación sentimental entre hombres y mujeres se basa en el conocimiento mútuom a todos los niveles, si asumir compromisos, ni lazos afectivos, hasta llegar a una edad cercana a los 30 años. La experiencia acumulada hasta ese momento y el conocimiento del programa, les lleva a buscar al compañero o compañera que mejor les ayude a cumplir sus objetivos. Esa persona será su pareja para esa encarnación, dedicándose a compartir la vida con el otro, con una relación basada en el amor y respeto mútuos.

Uno de losa aspectos más importantes para ellos es la educación. Saben que los pilares en el que se sustentan este tipo de sociedades, se fraguan en la más tierna infancia. El papel de la madre es fundamental en la formación de los hijos. Desde que nacen y hasta los siete años, ponen especial énfasis en hacer que sus hijos sepan quienes son y qué papel desempeñan en el Cosmos. Para ello, les enseñan las claves para hacer consciente, poco a poco, su programa de vida.

Siendo que el niño necesita fundamentalmente estimulos afectivos durante los primeros años de su vida y, puesto que su madre está sintonizada con él por la permanencia en el vientre, se determina que sea ella quien tenga la responsabilidad de que los estímulos lleguen y formen esa parte de la personalidad del niño. Con ello con siguen personas amables, pacíficas y colaboradoras.

El padre, durante ese tiempo, le está dando estímulos de participación social, aunque siempre supeditados a los estímulos afectivos.

La madre tiene esa responsabilidad, pero no significa que no haga otras cosas. Por supuesto estudia y trabaja y durante ese tiempo, el niño está en centros de aprendizaje social donde recibe instrucción intelectual a base de despertar sus potencialidades, como la imaginación y la fantasía, muy útiles para el desarrollo de sus glándulas cerebrales.

A partir de los siete años estudian son: matemáticas, geometría, geología, biología, astronomía... y tambien otro tipo de ciencias de los sentidos, como música, pintura, arte, creatividad, percepción de aromas...

Estas asignaturas las estudian también los mayores. La diferencia estriba en la profundidad de los temas. Al llegar a los treinta años, se incorporan la psicología. Filosofia y la historia positiva y negativa. Por supuesto mientras estudian, aprenden a convivir y compartir una filosofia de vida, con los demás niños, basada en la solidaridad. Tanto los maestros y educadores, como por supuesto los padres, estimulan y potencian aquellas cualidades, de la personalidad de los niños, más evidentes, alentádoles a que las desarrollen y asi ir canalizando sus inquietudes.

Esto es todo, yo creo que se puede hacer una buena comparación sobre esto y GAIA. Los niños de hoy que son la nueva generación se estan corrompiendo por el mismo sistema que nos a corrompido a todos.

En nuestra queda asegurar el futuro de GAIA.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada