ATENTO AVISO

Sonido de Urano

ESPLENDOR DE URANO

LOS SERES DE URANO (Todos los derechos reservados por Fabio del Santoro)

LOS URANIANOS NO MATAMOS PARA COMER (Todos los derechos reservados por Fabio del Santoro)

jueves, 3 de febrero de 2011

YO DECLARO LA REVOLUCIÓN GLOBAL DE LA GENTE






Como ciudadano soberano del Planeta Tierra, sin tenerle lealtad a nadie sino al Ser Sagrado de la gente, Yo declaro la Revolución Global de la Gente.

Yo declaro la inherente libertad de cada hombre, mujer y niño sobre la Tierra.

Yo declaro el derecho de cada alma de vivir en abundancia, tener atención médica, sustento, libertad de religión, educación, y libre albedrío en todas los asuntos abiertos a cada uno, en un mundo transformado.

Doy la voz al deseo del planeta para la unidad, la paz, la armonía, y el derecho de la gente en todos lados para recuperar el gobierno de las manos de los dictadores, de las cábalas, de los Iluminati, los Nuevos Órdenes Mundiales, los complejos industriales militares, los estados en la sombra, las teocracias, y cualquiera otras extensiones de los impulsos más oscuros de la humanidad.

Yo declaro el amanecer de la independencia soberana sobre el planeta. Hago un llamado a la gente de cada nación a que emulen un ejemplo pacífico de la Revolución del Jazmín y la gente de Egipto y Jordania. A salir en números apabullantes ahora, para escuchar las campanadas para la unidad, la paz y la libertad.

Hago un llamado a cada legislador sobornado, oficial de la policía corrupto, oficial militar de la oscuridad, y financieros fraudulentos a quitarse sus sombreros y unirse a la gente ahora para renunciar al yugo planetario que ha oprimido a la población de este planeta por cientos si no, miles de años.

Hago un llamado a cada legislador honesto, oficial de la policía incorrupto, oficial militar lleno de luz, y financieros honestos a unirse y ofrecerse a formar un nuevo gobierno pacífico de la gente en cada nación de la Tierra en donde no ya exista.

Hago un llamado a la gente para abstenerse de la culpa y del derramamiento de sangre. Hago un llamado a todos a hacer que su voz se escuche de forma pacífica.

Hago un llamado a que la gente no sea engañada si el clima repentinamente estalla con nieve y granizo, si los ríos se desbordan, si erupcionan volcanes y terremotos, detonados por el HAARP, armas de ultra baja frecuencia o escalares.

Hago un llamado a los miembros de la prensa para que se quiten sus mordazas y se nieguen a reportar horrendas amenazas y desinformación emanadas por la cábala y sus oscuros operarios, y que en su lugar reporten eventos con honestidad y valentía.

Hago un llamado a todos a despertar y tomar la estafeta en lo que pueden hacer para llevar a cabo el colapso total de las estructuras oscuras sobre este planeta hoy y entonces lo hagan.

Flor de la Vida

Ahora es el momento para tomar de vuelta no solo a Tunisia, Jordania y Egipto, sino Myanmar, Irán, Indonesia, Kazakstán, Zimbabwe, el Congo, Costa de Marfil, Irak, Afganistán, y todos los demás en cada país sobre la Tierra que esté regido o corrompido por una cábala de dictadores corruptos.

Y en aquellos países como la Gran Bretaña y los Estados Unidos, en donde los estados de la sombra, los complejos industriales militares, las familias de la oscuridad, las facciones Iluminati, y las empresas criminales abstengan sus influencias, ahora es tiempo de identificarlos y abatirlos.

Mohamed Bouazizi, el jóven de 26 años que se inmoló en llamas en Tunisia para protestar por la corrupción y la opresión, dio su vida por la libertad. Lo nomino para el Premio Nobel de la Paz y por este medio le ofrezco el mío, también dispuesto a morir, sin miedo a la muerte, y no dispuesto a permanecer en silencio.

No permitan que pase este momento. No escuchen a nadie quien les diga que la gente es indisciplinada, que está sedienta de sangre, que es inmanejable, que es comunista, fascista, que incapaz de gobernarse e indispuesta a prevalecer. La gente gobernará este mundo. El día de la gente está aquí. El momento de la gente es ahora.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada